15 SEP 2022

NO SOLO CÁMPER: ¿CAPUCHINA, PERFILADA O INTEGRAL?

PRODUCTO

Descubramos las diferencias entre los distintos tipos de autocaravanas construidos con base Ducato: no solo hay cámperes, sino que también hay capuchinas, perfiladas e integrales.

Autocaravana es sinónimo de vacaciones, libertad y aventura. Y en esto todos estamos de acuerdo. Pero, en realidad, con el término autocaravana nos referimos a diferentes tipos de vehículos, todos adecuados para llevarnos de vacaciones y satisfacer nuestro deseo de libertad, pero con diferentes formas y estilos. En otras palabras, no todas las autocaravanas son iguales.

Las diferencias entre los tipos de autocaravanas se notan fácilmente, incluso a simple vista, porque cambian los interiores, pero también los exteriores. Y en ello tienen un papel fundamental los diferentes tipos de bases mecánicas, utilizadas para crear los distintos tipos de autocaravanas. Ducato, gracias a su amplia variedad de bases, satisface las exigencias de los fabricantes y ofrece más opciones a los potenciales compradores. La primera gran diferencia está entre las autocaravanas fabricadas transformando el Ducato en versión furgoneta, es decir, la versión van, y las autocaravanas fabricadas a partir del Ducato en versión chasis motorizado. La furgoneta tradicional con carrocería de chapa es la base más completa: lo tiene todo, desde la cabina hasta la carrocería exterior trasera, lista para equipar su interior. Pero también existen otras bases, no menos importantes para crear autocaravanas. El chasis con “cabina”, por ejemplo, es un vehículo formado por una cabina y un chasis fijado detrás de esta, sobre el cual se puede construir la célula habitable de una autocaravana. La cabina original de Ducato garantiza confort y seguridad, porque ofrece asientos ergonómicos, un puesto de conducción bien diseñado y numerosos sistemas de seguridad. Luego, tenemos el chasis “abierto”, que a diferencia del chasis con cabina, no lleva... cabina. Para ser más precisos, no tiene la parte superior metálica de la cabina, pero conserva el chasis, el motor, el salpicadero y otros elementos.

Carrocería de chapa o de paneles sándwich

Si para realizar una autocaravana se utiliza una furgoneta, no es necesario realizar una célula habitable: el vehículo ya dispone de su carrocería y, por lo tanto, de paredes, techo y suelo. En todo caso, el fabricante de la autocaravana deberá encargarse de aislar térmicamente las chapas y de montar las ventanas y los ojos de buey. Además de estos trabajos, deberá acondicionar los interiores e instalar los correspondientes sistemas técnicos, como el sistema de calefacción. En cambio, en los otros tipos de autocaravanas, como falta la carrocería de chapa, se debe construir la celda habitable, que se fijará al chasis de Ducato. Normalmente, la celda habitable se construye ensamblando paneles sándwich formados por capas de diferentes materiales, entre los cuales hay un aislante térmico. Un panel sirve para el techo, otro para el suelo y otros para las paredes laterales... La alternativa a los paneles sándwich es el monocasco de fibra de vidrio, que, sin embargo, es una opción muy cara.

Tipos de autocaravanas

¿Pero cómo se pueden combinar las distintas bases mecánicas de Ducato y los varios tipos de autocaravanas? Como ya hemos dicho, el Ducato en versión furgoneta sirve para crear los llamados cámperes o “van”, mientras que el chasis con cabina de Ducato es la base ideal para realizar autocaravanas perfiladas y capuchinas. Las perfiladas, conocidas también como semiintegrales, tienen una cúpula encima de la cabina del Ducato, que crea una unión armoniosa entre la misma cabina y la celda habitable, más alta y más ancha. En cambio, las capuchinas llevan un elemento en voladizo encima de la cabina, que en la jerga del sector se llama “buhardilla”, que sirve de alcoba para una cama matrimonial. Vale, hay que conformarse con un espacio limitado encima de la cabeza que, con un poco de suerte, permite estar sentado, pero disponer de dos camas siempre listas, que no estorban en el habitáculo, es realmente mucho. Evidentemente, la buhardilla no es la mejor solución desde el punto de vista aerodinámico... En cambio, la perfilada tiene una forma más armoniosa y aerodinámica, pero obliga a renunciar a tener una cama siempre lista encima de la cabina. Esto se puede solucionar mediante una cama que sube y baja: normalmente, se apoya en el techo y solo cuando se baja por la noche, ocupa la zona de estar-comedor. En consecuencia, si alguien está durmiendo en la cama abierta, no se puede utilizar la zona de estar. El resto del habitáculo no presenta diferencias importantes con la capuchina y, en general, dispone de otras dos camas, además del baño, la cocina y la zona de estar. Podemos decir que la capuchina es una excelente solución para alojar tripulaciones numerosas, en algunos casos de hasta siete personas, mientras que para una tripulación de tres o cuatro personas la elección de una perfilada o de una capuchina depende de los gustos de cada uno.

Sin embargo, también hay otro tipo de autocaravanas que conviene conocer, el de carrocería integral, que normalmente se define como integral o motorhome (aunque, a decir verdad, en muchas partes del mundo este término se refiere genéricamente a las autocaravanas). En este caso, la base mecánica es la del chasis sin cabina. Al no llevar cabina, los diferentes vehículos de carrocería integral (motorhome) tienen una parte frontal específica. La cabina y la celda habitable no quedan separadas, sino que hay una continuidad de formas, lo que mejora la habitabilidad, porque la zona frontal es tan ancha como el resto del habitáculo. Además, si se desea montar una cama que suba y baje en la zona delantera, esta cama puede bajar encima de la cabina, dejando libre casi toda la zona de estar-comedor. En definitiva, las autocaravanas integrales que utilizan el Ducato sin cabina presentan diferencias importantes con respecto a las perfiladas, que utilizan el chasis con cabina de Ducato, al igual que estas no son iguales que las capuchinas. En cualquier caso, de una cosa podemos estar seguros: se trata siempre de autocaravanas, esas misteriosas casas con ruedas que permiten moverse con total libertad y aparcar donde quieras.