Descubriendo holanda: un viaje hacia los tulipanes más famosos del mundo

Descubriendo holanda: un viaje hacia los tulipanes más famosos del mundo

Entre tulipanes y molinos de viento, un itinerario rebosante de color para celebrar la llegada de la primavera. Descubrimos Lisse, Leiden y otras etapas imprescindibles a bordo de nuestra autocaravana con base Fiat Ducato.

La explosión de la primavera es un espectáculo fascinante en cualquier lugar, pero hay destinos en los que los colores, los olores y la belleza alcanzan su máximo esplendor, haciendo las delicias de los viajeros y grabándose para siempre en su memoria. ¡Nos vamos a Holanda! Vamos a descubrir un fascinante itinerario repleto de tulipanes y molinos de viento.

Lisse

  

Nuestro viaje comienza aquí, en una pequeña ciudad de pocos miles de habitantes pero con muchísimas flores. Esta localidad medieval debe su fama y expansión precisamente a ellas, las flores. Aún hoy se puede ver una de las torres del castillo de Huys Dever, en cuyo interior se puede visitar el museo arqueológico, que contiene restos encontrados en el antiguo foso situado alrededor del edificio. Pero la atracción más famosa y que te deja sin aliento es Keukenhof. Se trata de un parque botánico que se extiende por más de 32 hectáreas en las que se pueden admirar 800 tipos diferentes de tulipanes. ¡En el parque hay unos 7 millones de bulbos de flores! Esta experiencia, increíble incluso para los adultos, es ciertamente única para los niños: para ellos, además de una increíble extensión de tulipanes, jacintos, orquídeas e iris recién florecidos, también hay un laberinto y un área de juegos. En el parque hay tres pabellones diferentes (cada uno con un espectáculo distinto y sorprendente) y frente a él encontramos el castillo que le presta su nombre. Se puede visitar reservando una visita guiada. En los alrededores encontramos algunos molinos de viento y un molino de agua, el Lisserpoelmolen, de 27 metros de altura y construido en el siglo XVII.

  

Leida

  

Regresamos a la carretera recorriendo la N208 hasta la A44 y continuamos hasta la salida Leiden/Den Haag. Una vez que nos bajamos de nuestra autocaravana con base Fiat Ducato, nos encontramos inmersos en una atmósfera atemporal, rebosante de canales e historia. Leiden es conocida por ser una ciudad universitaria, y la propia universidad alberga un enorme jardín botánico, el más antiguo de Holanda. Allí podremos admirar más de 10.000 plantas y numerosas especies de aves, respirando la llegada de una nueva estación y disfrutando del encuentro con la naturaleza. Pero en Leiden también podremos descubrir el arte: ¡no en vano se trata de la ciudad natal de Rembrandt van Rijn! Durante esta etapa, podemos enriquecernos bajo muchísimos aspectos, incluida la arquitectura gótica y renacentista. Nos despedimos de Leiden y continuamos hacia Haarlem.

  

Haarlem

  

Tan solo necesitamos una hora de viaje para llegar hasta Haarlem. El paisaje que nos llega desde la ventana ya es una buena razón para visitarla, pero la ciudad, cruzada por el río Spaarne, y su patrimonio histórico, contribuyen a convertirla en un destino indispensable de nuestro viaje. Podemos comenzar la ruta desde el casco antiguo y la Grote Mark, que es la plaza principal donde se celebra el mercado. Allí también se puede admirar la estatua de Laurens Jaszoon, a quien los holandeses atribuyen la invención de la prensa. La iglesia -Grote Kerk- esconde un tesoro: ¡un órgano del siglo XVI que fue tocado por artistas como Schubert y Mozart! Caminando por el centro no hay que perderse los Hofijes, es decir, los floridos patios internos. Una curiosidad: ¡fue precisamente en Haarlem donde el tulipán se convirtió en el símbolo de toda la nación! Aquí, de hecho, se importaron los primeros bulbos de Turquía que, gracias a las familias más ricas que los plantaron en sus jardines, se hicieron sumamente populares. Después de recorrer las casas flotantes y los elegantes edificios, podemos detenernos en el Molino de Adriaan y observarlo todo desde otra perspectiva: su terraza nos brinda unas preciosas vistas de la ciudad. El molino se puede visitar y en el lugar donde se sitúa antiguamente se ubicaba la torre que defendía el centro de la ciudad. En 1932 fue víctima de un incendio que le ocasionó daños, pero en 2002, gracias a los fondos y a la voluntad de los ciudadanos, volvió a abrir, más bonito que nunca. Si visitas sus cuatro plantas podrás descubrir la técnica secular que permitía transformar el viento en energía.

  

Un cruce de caminos

  

Ahora podemos decidir si queremos desplazarnos a bordo de nuestra caravana con base Fiat Ducato hasta Ámsterdam, la capital, que está a poco más de una hora, o regresar al punto de partida, hacia Lisse, recorriendo también la parte más septentrional del Bollenstreek. Para disfrutar plenamente de las maravillas de la naturaleza antes de regresar a casa, esta es sin duda una excelente opción.

Conducir en Holanda

Cuando nos desplazamos fuera de nuestras fronteras, también conviene informarse sobre los aspectos prácticos relacionados con la conducción, para evitar que nada nos pille desprevenidos. Afortunadamente, en Holanda las señales de tráfico son muy similares a las nuestras, lo que hace que sea mucho más fácil desplazarse con total libertad y seguridad. Una diferencia: ¡las autopistas están indicadas en color azul y son completamente gratis!

INFORMACIÓN ÚTIL

Áreas de descanso y camping

He aquí algunas áreas de descanso que nos resultarán útiles durante nuestro itinerario entre flores y colores:

- Lisse - Zuider Leidsevaart (se encuentra a 3 km de la ciudad y cerca del parque de Keukenhof; dispone de 40 plazas, está asfaltada y es gratuita).

- Leiden Parking Haagweg 6, 2311 AA Tel.: +31715120071 (algo fuera de la ciudad, conectada con autobuses que llegan directamente hasta el centro).

- Camperpark N205 Floriadepark 101, 2141 ZZ Vijfhuizen, Noord-Holland Tel.: +31629743111 | Correo electrónico:info@camperparkn205.nl

En cuanto a los campings, en Holanda son muy numerosos: es un país verdaderamente hecho a medida para los amantes de las vacaciones de aventura y al aire libre. Por lo general, los costes también son muy bajos, lo que solo aumenta la belleza de un viaje entre sus campos y canales.

<asp:ContentPlaceHolder id="PlaceHolderPageTitle" runat="server"/>