18 Dic 2020

Lista de deseos de viaje: ¡vamos a descubrir el país de Papá Noel!

VIAJAR EN AUTOCARAVANA
Lista de deseos de viaje: ¡vamos a descubrir el país de Papá Noel!

Noruega es el país de los fiordos, los glaciares, los vikingos y la aurora boreal. ¡Pero también está repleto de historia, cultura, ciudades maravillosas y, por si fuera poco, es el país de Papá Noel! Volvamos a viajar juntos para descubrir Europa. Esta vez recorreremos Noruega, comenzando por Oslo, la capital situada en el sur del país, hasta llegar a Laponia, en el extremo norte. Una consejo: delinear un recorrido preciso a lo largo de los alrededor de 2500 km del país es muy difícil, por no decir imposible, dadas también las dificultades de movimiento en el período invernal. Algunas etapas serán muy distantes entre ellas, pero estamos seguros de que el espíritu aventurero que caracteriza a los autocaravanistas incluirá paradas en sitios magníficos, donde admirar, incluso, la aurora boreal. ¿Listos? Encendemos el motor de nuestra autocaravana con base Fiat Ducato y abrochamos los cinturones. ¡Qué comience el viaje!


Oslo, una gran ciudad rodeada de parques naturales

landoffjords 

Son pocas las ciudades del mundo que pueden ofrecer esta unión maravillosa entre metrópolis y naturaleza. En Oslo encontraremos museos, atracciones vanguardistas y galerías de arte que se asoman a una multitud de parques, jardines y verdaderas reservas naturales.

Entre las numerosas atracciones, no podemos perdernos la Fortaleza de Akershus que desde el siglo XIII domina el Fiordo de Oslo, primero como fortaleza y más tarde como palacio renacentista, para llegar a nuestros días como instalación militar, aunque no por esto deja de regalarnos espectáculos teatrales y conciertos al aire libre en el parque adyacente.

Otra cita que no puede faltar mientras visitemos la capital es el Museo de barcos vikingos.
Una experiencia única, difícil de vivir en cualquier otro sitio. Un lugar donde barcos milenarios se nos muestran imperiosos, para hacernos sentir directamente en nuestra piel la grandeza de un pueblo antiguo. El barco de Oseberg, el más solemne que aquí encontraremos, acogía en su interior a 30 remadores. Aún hoy podemos apreciar sus decoraciones en la popa y en la proa, estatuas de dragones y serpientes que imponían temor a los enemigos que se atrevían a desafiarlo.

La última visita obligada, antes de continuar nuestro viaje a bordo de la autocaravana con base Fiat Ducato, es el Museo del Pueblo Noruego. Se trata del museo al aire libre más grande del país. Aquí podremos admirar más de 150 edificaciones provenientes de varias regiones del país y construidas entre el siglo XII y el XIII. Antiguos talleres, carruajes, música y bailes populares componen un escenario que recuerda las imágenes típicas de los cuentos de hadas y nos hacen sentir un poco más niños.


Bergen, la capital de los fiordos

landoffjords 

Ahora seguiremos nuestro camino hacia el oeste con nuestro amigo de cuatro ruedas. Después de un viaje de alrededor de 450 km llegaremos a Bergen (recuerda que durante este trayecto encontraremos muchos pueblecitos en los que podremos realizar una parada o pasar la noche, si tenemos algunos días más a disposición). Esta colorida ciudad, con la arquitectura típica del lugar, techos puntiagudos y casas de colores, está rodeada por la naturaleza inagotable de bosques infinitos y por los maravillosos fiordos.
Aquí será posible dar un paseo en uno de los barcos turísticos que nos permitirán contemplar los fiordos desde el agua. ¿Un consejo? ¡Lo mejor será realizar este viaje en la primera fila del ferry, no os arrepentiréis!
Y si lo que queremos es contemplar el panorama desde las alturas, podemos visitar la montaña Ulriken que ofrece una vista a 360 grados, un mirador y servicios de restauración, lo que la convierte en una meta obligatoria donde pasar una tarde placentera. Para llegar a la montaña Ulriken podríamos utilizar uno de los numerosos autobuses que salen del centro de la ciudad. De esta manera daremos un descanso a nuestra autocaravana con base Fiat Ducato. Y para los más aventureros, se puede alcanzar a través de las rutas de senderismo.


Trondheim, la ciudad del rey

landoffjords 

Después de recorrer varios kilómetros acompañados por un paisaje increíble llegaremos a Trondheim, la ciudad fundada por el rey Olaf I en el año 997, y capital noruega durante 200 años aproximadamente. Esta ciudad, construida sobre el fiordo más largo del país, con 130 km, nos permitirá admirar sus bellezas y prepararnos para el viaje hacia el norte. Estamos por enfrentarnos a un ambiente aún más frío, pero al mismo tiempo, aún más encantador.
Aquí podremos visitar el Museo de Artes Decorativas, con más de 4000 obras noruegas, o el Museo de Artes Aplicadas del Nordenfjeld, en el que se exponen muebles, cerámicas, tejidos y una gran cantidad de objetos históricos de todas las épocas, desde el siglo XV hasta hoy, así como el Rockheim, el museo dedicado a la música popular.

También los monumentos históricos capturarán nuestra atención. Entre estos tenemos el Palacio arzobispal que aún hoy conserva las joyas de la corona noruega, así como el Stiftsgarden, que además de ser una residencia real, es el palacio de madera más grande de toda Europa del Norte.

Trondheim tiene mucho que ofrecer también a aquellos que buscan un poco de diversión, gracias a la amplia presencia de campus universitarios que dan vida a un ambiente juvenil, lleno de eventos culturales.


Tromsø, la ciudad de la aurora boreal

landoffjords 

Después de un merecido descanso, volvemos a ponernos en camino junto a nuestro amigo de cuatro ruedas y seguimos avanzando hacia el norte, hacia el hotel de hielo, la aurora boreal y una naturaleza única.
Llegaremos así a la isla de Tromsø. Sí, es una isla, pero no hay de qué preocuparse, porque se llega a ella a través de tres puentes conectados con la tierra firme que nos permitirán alcanzarla a bordo de nuestra autocaravana con base Fiat Ducato.

¡Necesitaríamos días enteros o incluso semanas enteras para poder explorar todos los alrededores de esta localidad, entre fiordos maravillosos, llanuras heladas, renos y trineos de perros!

Una meta obligatoria es la Ishavskatedralen, la «Catedral del Ártico» construida en 1965 que, con su órgano de 2940 tubos, la gran vidriera de mosaico y los característicos once «arcos» triangulares, se ha convertido en uno de los símbolos más emblemáticos de la ciudad.

Otra atracción única del área es el Polarmuseet, el Museo Polar que cuenta la historia de la exploración del Polo Norte a lo largo de los años, con restos históricos, fotografías antiguas y herramientas de hace más de 100 años. Otro museo interesante para los autocaravanistas es, en realidad, un barco. El Polstjerna (Estrella Polar), hoy ubicado dentro de un edificio de cristal que lo protege contra las inclemencias del tiempo, es un barco de caza original de mediados del siglo XX perfectamente conservado y cuyo interior aún se puede visitar.

Y ahora hemos llegado al lugar que todos estábamos esperando. ¿La casa de Papá Noel? No: ¡la aurora boreal! Tromsø es el lugar desde el cual se puede admirar con mayor claridad la belleza de este fenómeno natural sin igual. El mejor período para verla es entre la mitad de septiembre y marzo, aunque si tenemos surte y conocemos el lugar adecuado, podríamos disfrutar de su belleza también en otras épocas del año. Pero nuestro consejo es contactar siempre con los guías locales para organizar una excursión especial durante las horas nocturnas. Estamos en un ambiente ártico y muy frío, por lo que no es recomendable aventurarse solos en zonas poco traficadas y controladas, ya que podría ser muy peligroso incluso para aventureros como nosotros.


¿Y dónde está la casa de Papá Noel?...¡en el sur!

Pues sí, a pesar de que la mayoría de nosotros imagina que Papa Noel vive en el extremo norte, una de las variantes de la historia narra que vive en la ciudad de Drobak, cerca de Oslo, ¡pero claro, vive aquí solo si no es navidad! La leyenda cuenta que Papá Noel se esconde entre la gente común y vive de incógnito durante muchos meses del año hasta que, cuando llega el momento adecuado, salta sobre su trineo volador, listo para regalar magia a todos los niños del mundo... algo así como lo que vivimos todos nosotros con nuestra querida autocaravana con base Fiat Ducato, ¡y no solo en Navidad!

Hemos llegado al final de esta pequeña guía que nos ha permitido descubrir lugares maravillosos, rodeados de historia, diversión y naturaleza infinita. ¿Hacia dónde nos llevará la próxima aventura? ¡Lo descubriremos pronto, pero por ahora, felices vacaciones a todos!​

 
<asp:ContentPlaceHolder id="PlaceHolderPageTitle" runat="server"/>