03 Ago 2020

Nuestros deseos de viajar nunca se detienen: ¡vamos a descubrir el tacón de Italia!

VIAJAR EN AUTOCARAVANA
Nuestros deseos de viajar nunca se detienen: ¡vamos a descubrir el tacón de Italia!

Comenzaremos por el Promontorio del Gargano, la «espuela de Italia», hasta llegar a Santa María de Leuca, la punta del «tacón» de la península, donde se mezclan los dos mares. ¡Un viaje inolvidable para descubrir Apulia entre vistas impresionantes, mares cristalinos, pueblos que parecen surreales y excelente comida!

Ha llegado la hora de aventurarse en la «2020 Best value travel destination in the world», el mejor destino de viaje según National Geographic, Lonely Planet y New York Times. En sus marcas, listos, fuera: Apulia, estamos en camino a bordo de nuestra autocaravana con base Fiat Ducato.


Gargano, entre naturaleza, relax y actividades deportivas

italia2020 

En el norte de la región encontraremos un sitio único en el mundo: El Gargano. Por un lado, la costa, con sus asombrosas cuevas y sus infinitas playas doradas que delimitan el mar cristalino; por el otro, la naturaleza salvaje, hecha de bosques y selvas que componen el Parque Nacional: esta es la primera etapa, la que marca el comienzo de nuestro viaje para descubrir la maravillosa Apulia.

Aquí, además de entender en todos sus sentidos el concepto de belleza natural, podremos realizar muchísimas actividades, desde el excursionismo por senderos infinitos, hasta el buceo en el área marina protegida con su multitud de colores.

Y para quienes prefieren los paisajes más urbanos, esta región ofrece pueblos encantadores, como Vico del Gargano, también conocido como el pueblo del Amor, que nos permitirán vivir en directo la belleza de lugares conservados perfectamente, donde el pasado y el presente se funden para regalarnos un resultado, cuando menos, sugestivo.


Bari, Polignano a mare y una muestra del interior de esta hermosa región

italia2020 

Dirigiéndonos hacia el sur, mientras bordeamos el litoral en nuestra autocaravana con base Fiat Ducato, llegaremos a Bari, capital de la región y meta obligada para todos aquellos que atraviesen los caminos de Apulia.
Aquí, además de conocer el folclore de la música tradicional y saborear las bondades de la gastronomía típica, podremos contemplar maravillosas puestas de sol desde el paseo marítimo, caminar por las calles típicas de la ciudad vieja o admirar el panorama desde el Castillo Normando-Suevo.
Tampoco puede faltar la Basílica de San Nicolás, uno de los pocos lugares de culto en los que se celebran funciones religiosas tanto católicas como ortodoxas y que, con su estilo románico y sus techos de madera dorada con frescos del siglo XVII, dejará sin palabras tanto a los creyentes como a los no creyentes. Una curiosidad: San Nicolás de Myra fue un obispo que vivió en el siglo IV y la leyenda cuenta que sus proezas dieron vida nada más y nada menos que a Santa Claus, mejor conocido como Papá Noel. Y vosotros, ¿conocíais esta historia?

Continuando nuestro viaje hacia el sur con nuestro amigo de cuatro ruedas, llegaremos a las cuevas de Castellana. Aquí, después de recorrer un camino subterráneo de 3 km, que nos hará perder la noción del tiempo, el espacio y las estaciones, llegaremos al interior de la «Cueva Blanca», conocida también como la cueva de alabastro más brillante del mundo. Después de estas 3 horas de visita que nos harán alucinar, retomaremos el camino a bordo de nuestra autocaravana Ducato, en dirección de la sugestiva Polignano a Mare.

No existen palabras para describir este lugar, y aunque las encontrásemos nunca serían suficientes: las casas sobre el acantilado como un abrazo multicolor, el agua cristalina y el cañón central alrededor del cual se ha construido todo el pueblo con su pequeña playa libre. Panoramas que logran dar vida a un cuadro indescriptible.

Son muchas las actividades culturales que esta área ofrece, pero lo más importante de una estancia en Polignano a Mare es, sin dudas, perderse. Perderse por sus calles tortuosas, entre las pequeñas tiendas artesanales, dejándose conquistar por el encanto del pueblo y del mar, degustando sabores únicos, con vistas inolvidables. En fin, para los viajeros de autocaravanas que amamos la libertad, esta etapa será un bálsamo para el corazón, la mente y los ojos.
Antes de dirigirnos hacia el sur de la región, la última etapa, pero no menos importante, la dedicaremos a visitar el pueblo de los Trullos: ¡Alberobello! Aquí podremos caminar entre calles rodeadas por estas construcciones de piedra únicas, restauradas pero que aún mantienen intactos cada detalle, y a las que hoy se asoman pequeñas tiendas, restaurantes típicos y bares suspendidos en el tiempo. ¡Una visita que no puede faltar antes de volver a subir a bordo!


El sur, el Salento y la unión de los dos mares

italia2020 

A lo largo de nuestro camino hacia el sur, mientras nuestra autocaravana nos lleva hasta Lecce, atravesaremos lugares maravillosos que merecen una visita «on the way», como la ciudad blanca de Ostuni, la peculiar Ceglie Messapica, con sus «masserie» (casas de labor típicas de esta zona) rodeadas de olivos, la hermosa ciudad de Bríndisi y las playas. ¡Bienvenidos al Salento!

Después de unas 2 horas de viaje llegaremos a Lecce, también conocida como «la señora del barroco» gracias a los característicos edificios que ocupan todo su territorio, las agujas de sus torres, los pórticos y, en general, las casas del centro histórico.

Para aquellos que aman la cultura y la historia, Lecce propone actividades sin igual, como las visitas al Anfiteatro Romano, el castillo Carlos V y la famosa Basílica de la Santa Cruz.

La exploración de la ciudad nos ha abierto el apetito, y si toda Apulia es la cuna de platos reconocidos a nivel internacional, justo en Lecce nace la famosa Puccia (sándwich tradicional de esta región) que, tanto sola como rellena, será la aventura perfecta también para nuestro paladar.

Al continuar nuestro viaje hacia el sur, después de 1 hora, llegaremos a la última etapa de nuestro itinerario: ¡la punta del tacón de Italia, Santa María de Leuca!

Ha llegado el momento de relajarse y, a pesar de que en esta área abundan más los acantilados que las playas, el mar y el panorama son sorprendentes. Entre el sol, las actividades deportivas y las atracciones turísticas culturales, no puede faltar el paseo para llegar a la cima de la cascada monumental de Leuca, a menudo decorada con efectos de luz cuando anochece, y desde la cual es posible contemplar un paisaje impresionante y la unión de los dos mares: el Jónico y el Mediterráneo.

¡Ahora también hemos llegado al final de este viaje, pero ya estamos listos para la próxima aventura! Apulia ofrece una gran cantidad de paisajes, actividades, historias y panoramas que no caben en pocas letras: ¿listos para subir a bordo y conocerlos?

¡Nos vemos en la próxima historia de viaje junto a nuestra autocaravana con base Fiat Ducato!

​​​
 
<asp:ContentPlaceHolder id="PlaceHolderPageTitle" runat="server"/>