09 Oct 2020

3, 2, 1... ¡Es hora de limpiar a fondo nuestro mejor amigo de cuatro ruedas!

VIAJAR EN AUTOCARAVANA
3, 2, 1... ¡Es hora de limpiar a fondo nuestro mejor amigo de cuatro ruedas!

El otoño ha llegado y, aunque este verano ha sido, por decirlo suavemente, único, ¡es hora de empezar a limpiar nuestro compañero de cuatro ruedas!

Por otro lado, los auténticos autocaravanistas siempre cuidan de su vehículo. Por lo tanto, antes de aparcar nuestra querida autocaravana con base Fiat Ducato en el garaje, ¡es mejor aprovechar los últimos días de buen tiempo para dejarla más reluciente que nunca!


Una carrocería... ¡reluciente!

¡La primera mirada siempre es la más importante! Reunamos todo lo necesario: jabón específico para coches, una bayeta (¡preferiblemente con mango!), un cubo con agua y, para la suciedad más resistente, como mosquitos o alquitrán, un quitagrasas. Ahora, estamos listos para dejar bien reluciente a nuestro compañero de viaje.

Un consejo importante: empecemos por el techo, así evitaremos que el agua gotee por los lados que hayamos limpiado antes y los ensucie de nuevo. Así, pues, diluimos el jabón en el cubo y cepillamos enérgicamente la carrocería, prestando atención en no saltarnos ningún parte, hasta que todos los exteriores vuelvan a brillar como si hubiésemos utilizado cera.

Sin embargo, debemos tener cuidado cuando usemos el quitagrasas: nos ayudará a eliminar la suciedad más resistente, pero, si no enjuagamos bien las superficies, puede provocar zonas opacas en la carrocería. Así que armémonos de paciencia y aclaremos bien todas las superficies.

Si disponemos de una hidrolimpiadora, el consejo es no utilizarla en todos los exteriores para no correr el riesgo de que salte la pintura, sino solo en algunas partes, como los bajos y los parachoques, y, así, evitarnos esfuerzos.

Una vez terminada la limpieza exterior, tenemos que aclarar bien todo el vehículo y dejar secarlo a la sombra para evitar que se formen halos.


Bonito por fuera, fantástico por dentro

Ventanas, mosquiteras, lavabo y cocina. Limpiar el interior de la autocaravana con base Fiat Ducato es un poco como limpiar nuestra casa, y a nadie le gusta que esté sucia.

Para esta limpieza necesitaremos una aspiradora, productos de limpieza, un paño de microfibra y... ¡mucha paciencia!

Es importante no empezar por el suelo, ya que, al tener que pisarlo para limpiar las otras partes, se ensuciaría al cabo de poco tiempo.

Así, pues, empezamos con las superficies de vidrio, que se pueden limpiar fácilmente con un paño de microfibra, que evita rayas y halos; luego, continuamos con todo aquello de difícil acceso, como pedales, interior de cajones y armarios, etc. Una vez terminada esta parte, es conveniente pasar al lavabo. En esta fase, debemos prestar atención a los posibles malos olores provenientes de los desagües: ¡es el momento adecuado para ponerse manos a la obra!

Otra parte fundamental es la nevera: para limpiarla, será suficiente un poco de agua y vinagre. Sin embargo, antes de aparcar nuestra autocaravana con base Fiat Ducato en el garaje debemos recordarnos de dejar la puerta de la nevera entreabierta para que quede siempre bien ventilada. ¡Nos ahorraremos encontrarla llena de moho la próxima vez que vayamos a usarla!

Luego, terminamos con la cocina (sin olvidarnos de cerrar el gas), las zonas de dormir y, si la autocaravana dispone de ellas, las mosquiteras. Aconsejamos sumergirlas en agua templada con vinagre durante algunos minutos.


Nos hemos dejado… los depósitos ¡

Hemos llegado a lo último que nos toca limpiar de nuestro amigo de cuatro ruedas!
Para limpiar los depósitos, primero debemos vaciarlos por completo, al igual que las tuberías, para que no quede nada de líquido en su interior.
Una vez terminado este primer paso, con una esponja limpiamos bien todas las superficies internas del depósito hasta que no quede ni un residuo. En este punto utilizamos un desinfectante higienizante vertiéndolo en el interior con agua potable y volvemos a abrir los grifos para que el producto también actúe dentro de las tuberías y no solo en el depósito. ¡No es cuestión de dejar el trabajo a la mitad!

Luego, dejamos actuar un par de horas antes de volver a vaciar completamente todo el sistema para no correr el riesgo de que el agua se congele durante los meses fríos.


Limpieza extra

Visto el momento que estamos viviendo, ¡es más importante que nunca limpiar a fondo todos los espacios! Por lo tanto, aconsejamos aplicar un tratamiento desinfectante usando productos germicidas especiales con el fin de estar aún más seguros la próxima vez que alguien se suba a nuestra reluciente autocaravana con base Fiat Ducato.

Nuestra breve guía termina aquí. Esperamos que sea de utilidad a los muchos autocaravanistas que aman su vehículo y que desean tratarlo siempre de la mejor manera. Que pases un buen otoño, lleno de satisfacciones y de... ¡limpieza!

​​
 
<asp:ContentPlaceHolder id="PlaceHolderPageTitle" runat="server"/>