10 Dic 2021

En Navidad… ¡Sal de viaje con Ducato!

DESPLAZARSE EN AUTOCARAVANA
En Navidad… ¡Sal de viaje con Ducato!
​​

¡La Navidad está cerca y ya tenemos aquí la temporada fría! Vamos a descubrir juntos el modo para prepararnos mejor para los viajes de invierno a través de pequeñas medidas y trucos, que podemos aplicar antes y durante nuestro viaje.

Antes de la salida

Efectuar un control de nuestra autocaravana sobre una base Ducato antes de salir es siempre una etapa fundamental para disfrutar tranquilamente de la próxima aventura.
¡Sobre todo, en invierno, porque viajaremos por zonas con temperaturas bajo cero, es conveniente tomar alguna medida adicional!
El sistema del agua es, seguramente, la parte que requiere un mayor control; es conveniente comprobar siempre haber aislado los tubos lo mejor posible y, sobre todo, durante las largas paradas. Vaciar el depósito del agua completamente sería la elección más segura, para evitar las heladas nocturnas, aunque para las aguas grises y de desecho, existen productos específicos anticongelantes, que ayudan a garantizar, siempre un funcionamiento correcto de todo el sistema incluso estando bajo muchos grados bajo cero.

Claramente, junto a un control meticuloso del sistema del agua, también habrá que efectuar todos los controles rutinarios que solemos efectuar antes de cada salida. Una atención especial se ha de prestar a la batería que, sobre todo con temperaturas frías, se utilizará mucho más que durante los meses de verano; no queremos arriesgarnos a quedarnos sin electricidad a bordo, ¿verdad? Mantener bajo control el consumo medio, para arreglarnos mejor con las recargas, podría ahorrarnos paradas “poco agradables” e indeseadas.
Un consejo tal vez banal, pero de suma importancia, no nos olvidemos de que, para viajar durante los meses más fríos, ¡hay que montar los neumáticos específicos de nieve o llevar siempre las cadenas con nosotros!

Tras haber realizado el control de nuestra autocaravana sobre una base Ducato, ¡nos toca a nosotros prepararnos para el viaje! No cabe la menor duda de que la ropa de abrigo y los sacos de dormir son siempre bienes útiles e incluso, a veces necesarios, para nuestros viajes en invierno, pero también programar perfectamente las rutas, las paradas y los campings nos ayudará a disfrutar al máximo de nuestra próxima experiencia en la carretera.

De viaje

¡Además de preocuparnos por el estado de la calzada, es también una buena idea ocuparnos meticulosamente de la calefacción! Claro que a todos nos gusta no pasar frío... Y si esto no fuese un motivo suficiente para mantener el sistema de calefacción regularmente encendido, las ventajas de los consumos nos convencerán de ello. De hecho, nuestra autocaravana consumirá menos con una utilización constante en lugar de con altos y bajos debidos al encendido y al apagado del sistema. Y el sistema del agua también se beneficia de ello: dejar la calefacción interna encendida, ayudará también a mantener la temperatura constantemente por encima del cero en los tubos, para evitar de esta forma la congelación y posibles averías.

Durante las paradas

Cuando lleguemos a nuestro primer destino, sobre todo, si es el lugar donde pasaremos la noche, se aconseja siempre dedicar unos minutos para tomar medidas útiles para proteger el bienestar de nuestra caravana sobre una base Ducato y de sus pasajeros

Por ejemplo, la humedad puede convertirse en uno de nuestros peores enemigos nocturnos. Pues de hecho modifica sensiblemente la temperatura interior del habitáculo y, asimismo, puede crear condensación y posible hielo en el interior de las rejillas de ventilación, lo cual provoca problemas en el interior del sistema. Para atajar este problema, se pueden comprar pequeños deshumidificadores específicos o aplicar coberturas en las rejillas del aire para evitar infiltraciones.

El concepto de base es detener el frío lo antes posible, mejor si se hace fuera de la cabina. Por consiguiente, lo mejor sería utilizar un aislante térmico que cubra toda la cabina por fuera. Como alternativa, se puede viajar igualmente en invierno, protegiendo la cabina por dentro, aunque la eficiencia es seguramente menor.
Asimismo, utilizar alfombras en el interior nos ayuda a protegernos de las corrientes de aire y de las salidas de calor, para poder mantener siempre bajo control la temperatura interna de nuestra autocaravana sobre una base Ducato. ¡Además andar sobre una alfombra mirando la nieve por la ventana regala una sensación de confort indescriptible!

Una última buena idea y no menos importante: revestir con una lona de cobertura el borde inferior de nuestra autocaravana, si deseamos que nuestro vehículo sobre una base Ducato permanezca en el exterior. ¡Esto nos ayudará a prevenir la erosión de la carrocería provocada por los agentes atmosféricos y también a proteger las partes mecánicas de nuestra amiga sobre cuatro ruedas!

También esta breve guía sobre cómo prepararnos de la forma mejor para las aventuras invernales ha terminado. Aplicando todas estas medidas, nuestro próximo viaje en nuestra amada autocaravana sobre una base Ducato no nos deparará sorpresas y disfrutaremos plenamente del viaje.
¡Hasta pronto autocaravanistas!​

 
<asp:ContentPlaceHolder id="PlaceHolderPageTitle" runat="server"/>