30 Nov 2016

Más seguridad al viajar con niños a bordo

Vida a bordo
Más seguridad al viajar con niños a bordo

Normas y consejos para viajar con nuestros peques en total seguridad.
Viajar en autocaravana es ideal cuando se tienen niños pequeños, porque todo es más fácil y cómodo. Y, sin embargo, a menudo se ven niños en posiciones incorrectas: de pie, sentados sin cinturón de seguridad o en brazos de alguien. ¿Qué normas hay que respetar y qué se debe hacer para viajar con toda tranquilidad? Descubrámoslo juntos.

Nos gustan las vacaciones haciendo ruta, es obvio, y si tenemos niños, sabemos que viajar en autocaravana con ellos puede convertirse en una experiencia única e inolvidable. Con los peques, todo se vuelve mágico y divertido. A veces, en autocaravana, incluso los desplazamientos que podrían ser complejos acaban siendo fáciles, gracias a que disponemos de una casa con ruedas que lo tiene todo. Como es sabido, las autocaravanas con base Ducato pueden personalizarse completamente y equiparse con todo lujo de comodidades para garantizar viajes flexibles, en completa libertad y en contacto con la naturaleza.

Sin embargo, no hay que descuidar nunca la seguridad en los vehículos: ¿qué reglas hay que seguir? ¿cómo deben viajar los niños en una autocaravana? Aclarémoslo. Las plazas para sentarse en una autocaravana son las de delante (en la cabina junto al conductor) y las de la dinette, es decir, las plazas alrededor de la mesa. Así, pues, ¿dónde puede sentarse un niño y cómo debe viajar?

Al igual que para los coches, el transporte de menores está regulado por el código de circulación, que obliga al conductor y a los pasajeros del vehículo a utilizar cinturones de seguridad. Los niños que miden menos de un metro y medio deben sujetarse al asiento mediante un sistema de retención homologado, adecuado a su peso y altura. En los vehículos de categoría M1, N1, N2 y N3 sin sistemas de retención, los niños menores de tres años no pueden viajar y los mayores de tres años pueden viajar delante solo si miden más de metro y medio. Hasta nueve kilos, los niños deben viajar en sentido contrario al de marcha y solo pueden estar en los asientos delanteros si no hay airbag o si se ha desactivado. Estas son las normas generales. Esto significa que para viajar de forma segura y de acuerdo con el código de circulación es necesario que todas las personas de la autocaravana lleven cinturones de seguridad o utilicen sillitas de coche, incluso si se sientan en la dinette. Por lo tanto, está absolutamente prohibido que los niños vayan de pie, sentados en los asientos sin cinturón de seguridad o en brazos de alguien.

Por lo que se refiere a la organización del viaje, se aconseja programar numerosas etapas ya que es difícil que los niños permanezcan sentados durante más de dos horas; por lo tanto, es mejor establecer el itinerario en colaboración con ellos (si tienen edad para ello) y elegir cosas para visitar o hacer que puedan interesarles.

La autocaravana ideal para viajar con niños es la que tiene la alcoba sobre la cabina. En ella, es posible crear un auténtico escondite que, debidamente asegurado, los niños adorarán y harán suyo. Además, permitirá que los padres disfruten de un poco de intimidad.

Para un viaje perfecto, no pueden faltar algunos juegos: lápices, hojas y álbumes para dibujar, libros, consolas de videojuegos y alguna película para ver por la noche todos juntos; tampoco hay que olvidar juguetes para divertirse al aire libre, como bicicletas y monopatines. Por otro lado, es aconsejable que los adultos se despierten temprano y aprovechen que los niños están durmiendo para prepararlo todo.

Naturalmente, si salimos al extranjero no debemos olvidar la documentación necesaria para ello. Para viajar al extranjero, ya no son válidos los pasaportes de los padres con los niños inscritos sino que cada niño debe tener su pasaporte.

Y ahora, ¡buen viaje!

​​
 
<asp:ContentPlaceHolder id="PlaceHolderPageTitle" runat="server"/>