VIAJAR EN AUTOCARAVANA
Europa en autocaravana
 
 

TRAZOS DE LUZ FLAMENCA

De Ámsterdam al mar del Norte, un viaje con los tonos delicados de una acuarela.

Al descubrimiento de las tierras de Holanda, entre puertos florecientes, hermosos centros históricos y molinos de viento. Un itinerario inédito a bordo de nuestra autocaravana, entre agua y tierra, pólderes, canales y costas de la provincia septentrional de los Países Bajos. Lugares con encanto rebosantes de atractivo, accesibles y a pocos kilómetros de Ámsterdam.

Dirección: mar del Norte

Ámsterdam es por antonomasia el punto de atracción principal de la provincia septentrional de los Países Bajos. Pero no es la única perla de la valiosa colección de ciudades con el atractivo de otros tiempos que pueblan Holanda del norte y que merece la pena explorar. A pocos kilómetros de Ámsterdam existen muchas localidades menos conocidas pero con gran encanto. Llegar a todas ellas en autocaravana es fácil y disponen de cómodas áreas de descanso.

Pongámonos en marcha hacia el mar del Norte e Ijsselmeer. Atravesamos un paisaje caracterizado por pólderes (tierras bonificadas), canales y molinos de viento, protegido por dunas y grandes presas que roban las tierras cultivadas al mar y ofrecen espectaculares juegos de luz y reflejos. Quizá debido al vapor de agua suspendido en el aire, el cielo muestra matices plateados increíbles y colores tenues e indefinibles para quienes no poseen el estro y la sensibilidad cromática de los pintores flamencos.

Áreas de descanso para autocaravanas

Ámsterdam: Camping Zeeburg – www.campingzeeburg.nl

De Zandvoort a Alkmaar

Zandvoort es nuestra primera meta, localidad turística costera famosa por su circuito automovilístico internacional y su espléndida playa, perfecta para los aficionados a los deportes acuáticos, como los surfistas. No muy lejos se encuentra Bloemendaal, localidad reservada a quienes aman los espacios menos concurridos y más exclusivos. Alrededor, de norte a sur, se extienden dos fantásticas reservas naturales que se pueden visitar en bicicleta atravesando senderos sinuosos y colinas tapizadas de pinos.

Volvemos a nuestra autocaravana y nos dirigimos hacia el interior, hacia Alkmaar, famosa por su colorista y típico mercado del queso. Aquí, el día de mercado, se exhiben 30.000 kg de quesos Gouda, Edam y Leiden en la plaza principal.
Durante toda la mañana, los porteadores -con sus sombreros pintorescos de cuatro colores- cargan el queso sobre sus trineos de madera para transportarlos a la antigua balanza. Naturalmente se trata de una representación que evoca un antiguo rito pero que, en cualquier caso, resulta muy espectacular y divertida para quienes visitan el lugar. La ciudad está rodeada de canales que bordean la antigua muralla. Imposible no dar una vuelta en barco. Desde los canales se observan los símbolos holandeses por antonomasia: los viejos y famosos molinos de viento atestiguan el antiguo trabajo del hombre en estas tierras robadas al mar.
En los alrededores de Alkmaar (Schermer) hay muchos, están bien reestructurados y se pueden visitar para entender con claridad cómo, durante tres siglos, se bombeaba el agua aprovechando la fuerza del viento.

Áreas de descanso para autocaravanas

Zandvoost: Camping de Branding – www.campingdebranding.nl

Edam

En el siglo XVII desde el puerto de Edam, otra perla desconocida del norte, zarpaban los balleneros y en sus 33 astilleros se construyó la flota del legendario almirante de Ruyter. Con sus tranquilas calles empedradas y los canales de postal, Edam es el mayor centro de esta zona. Famosa por el queso que la ciudad comercializa con su propio nombre, fue construida en el siglo XII y en la actualidad es posible visitar numerosos e interesantes monumentos históricos como, por ejemplo, la Speeltoren (torre con carillón) y la iglesia de San Nicolás, en estilo gótico tardío del siglo XV, con sus 32 grandes vidrieras en estilo renacentista, uno de los 100 monumentos más bonitos de Holanda. Paseando por los canales, se pueden admirar las magníficas casas de la adinerada burguesía local y, cerca, una fortaleza construida para proteger la ciudad de Ámsterdam.

Áreas de descanso para autocaravanas

Edam: Camping Strandbad – www.campingstrandbad.nl

De Volendam a Enkhuizen

Retomamos el viaje en nuestra autocaravana por las orillas del Markermeer para visitar Volendam, una pintoresca y turística ciudad que conserva su alma original. A menudo sus habitantes lucen los trajes tradicionales y, alrededor del puerto, es muy bonito contemplar las casas de techo azul y fachadas verdes, para perderse por los toboganes de escaleras y entre los pequeños recorridos de la ciudad. La fama de este lugar se extendió a mediados del siglo XIX, cuando la vida cotidiana de las aldeas y los pueblos inmortalizados por los pinceles de Hals, Vermeer y Rembrandt comenzó a dar la vuelta al mundo por las cortes más importantes de Europa.
En especial, sorprendía la iconografía de las figuras femeninas representadas con trajes típicos, un peculiar sombrero y zuecos en los pies. Una figura característica de las aldeas que se reflejaba en el imaginario de los artistas y los viajeros que, atraídos por la curiosidad, deseaban admirarla de cerca.
En Volendam podemos visitar dos edificios clave: el Museo de la ciudad y el Hotel Spaander, cuyos tesoros se complementan entre sí. Todo comenzó cuando en 1881 el matrimonio Spaander compró un bar en el puerto y construyó el hotel que rápidamente se convirtió en centro de atracción para los artistas y los pintores internacionales que llegaban en busca de inspiración. Entre sus clientes, destacan Renoir, Kandinsky, Signac y otros artistas famosos cuyas obras aún se conservan en el hotel y en el Museo Volendams, situado en una especie de palafito justo al lado del hotel y que, naturalmente, merece la pena visitar.

Enkhuizen, una de las localidades más sugestivas y que cuenta con el mayor número de antiguos edificios del siglo XVI y monumentos destacados, es la meta final de nuestro itinerario. El museo Zuiderzee propone un paseo a través de la historia, una zona a cielo abierto que agrupa 130 edificios históricos y ofrece un escorzo de la vida cotidiana de un tiempo. Durante la visita, agradable para toda la familia, se puede alquilar trajes tradicionales, participar en la caza del tesoro o caminar sobre zancos. Una forma muy activa para apreciar los lugares y las tradiciones.

<asp:ContentPlaceHolder id="PlaceHolderPageTitle" runat="server"/>