23 Mar 2017

Turismo sostenible. ¿Qué es en realidad?

Vida a bordo
Turismo sostenible. ¿Qué es en realidad?

El turismo en libertad es un modelo de desarrollo importante para la infraestructura económica global de muchos territorios, como ocurre especialmente en algunos municipios menores italianos de gran valor cultural y ambiental hasta los que es complicado llegar. La autocaravana nos permite disfrutar de dichos destinos, al cumplir con un principio basilar del turismo sostenible: no solo respetar el ambiente que nos rodea, sino también aportar al mismo ventajas concretas.

Según la OMT (Organización Mundial del Turismo), el turismo sostenible puede definirse como aquella forma de turismo que «satisface las necesidades de los viajeros y las regiones que los acogen y al mismo tiempo protege y mejora sus oportunidades para el futuro». En resumen, se trata de un turismo responsable que respalda tanto al viajero como al territorio, «un turismo en zonas naturales que debe contribuir a la protección de la naturaleza y al bienestar de la población local».

Así pues, el factor central del turismo sostenible es el reconocimiento de la especificidad de los lugares y culturas visitados, que, por lo tanto, también deben beneficiarse directamente en términos económicos. Los conceptos de movilidad, vida al aire libre, interacción y las características de flexibilidad y adaptación incluyen a las autocaravanas y el plein air en un modelo de desarrollo en el que el turismo es parte importante de la infraestructura económica global de muchos territorios. Son numerosos los municipios menores, especialmente en Italia, de gran valor cultural y ambiental a los que difícilmente se puede llegar con los formatos turísticos habituales.

La autocaravana, en cambio, nos permite disfrutar de dichos destinos, al cumplir con el principio basilar del turismo sostenible: un mayor respeto por el medio ambiente y ventajas concretas para la protección y el desarrollo de lugares y comunidades. No se trata solo de vacaciones, por tanto, sino de prácticas:
• Respetuosas con el medio ambiente
• Éticas y virtuosas, que no se aprovechan de un territorio, una cultura o a una población
• Sostenibles económicamente para el pueblo anfitrión
• Caracterizadas por un interés sociocultural. El viaje al completo se llevará a cabo respetando a la población que da cabida al turista e interesándose por la misma.

Modalidad de transporte
Para cubrir largas distancias o tramos transoceánicos, viajar en avión parece una decisión obligada. Sin embargo, cuando se trata de planear unas vacaciones, es posible hacerlo con distancias menores, valorando sobre todo el uso de medios alternativos y de bajo impacto: desde la bicicleta hasta el transporte público, pasando por el tren y la autocaravana. Si se viaja en autocaravana, por ejemplo, no solo se elige un estilo de vacaciones en contacto directo con el ambiente natural, sino que también se elige protegerlo: unas vacaciones en autocaravana con base Fiat Ducato pueden reducir las emisiones contaminantes hasta un 52% respecto a unas vacaciones tradicionales*.

Economía y cultura local
El turista ideal debería preferir estructuras y servicios que empleen a personal local, y, por lo general, invertir en empresas del territorio, para mejorar la economía del mismo contribuyendo con una aportación real en términos de oportunidades. El turista, además, no se concibe como un espectador distante que se desplaza para disfrutar de la última atracción de moda, sino que debería sumergirse en la cultura local y aceptar sus diferencias, en una comparación constructiva. Conocer las costumbres, la historia, la alimentación y, por qué no, intentar hablar un idioma diferente es un excelente punto de partida.

Hábitat
No son pocos los establecimientos turísticos (campings, parques, comunidades de montaña...) que trabajan para mejorar la integridad natural y proteger la biodiversidad y los hábitats locales, por ello hoy es preferible elegir un viaje con más conciencia, apostando por aquellas estructuras que cuentan con políticas eco-friendly o con programas de protección del medio ambiente.

Quienes viajan en autocaravana son capaces por tanto de llevar a cabo una forma de viaje consciente que se convierte en una auténtica modalidad de participación en la conservación del territorio. Pero no solo eso: el turismo en libertad es capaz de general en el usuario un renovado estado de bienestar y equilibrio que permite, casi como por ósmosis, la adquisición eficaz de una mentalidad sostenible concreta que también se puede aplicar en otros ámbitos de la vida social y cotidiana.

* Fuente: «Unità Abitative Mobili», estudio del profesor Paolo Fiamma (Universidad de Pisa) 2015.

​​
 
<asp:ContentPlaceHolder id="PlaceHolderPageTitle" runat="server"/>