24 Sep 2015

MÁS ESPACIO EN LA COCINA DE TU AUTOCARAVANA.
CÓMO ORGANIZAR Y OPTIMIZAR LOS PEQUEÑOS ESPACIOS.

Vida a bordo
El espacio en la cocina de una autocaravana es muy importante y aprovechar de manera eficaz el espacio libre del que disponemos al comprar el vehículo es todo un arte que requiere maestría.
¿Qué necesitamos realmente? ¿Qué utensilios son absolutamente indispensables y cómo colocarlos en función del espacio disponible? Naturalmente, aunque parte de la elección es subjetiva, es oportuno dejarse aconsejar, sobre todo, cuando falta experiencia. Tengamos en cuenta algunas reglas fundamentales.

Reglas básicas
La primera regla dice que a bordo de una autocaravana, todo lo que no sirve pesa, ocupa espacio y, por lo tanto, estorba. Es necesario recordar que muchos pesos pequeños, aparentemente insignificantes, alcanzan un peso considerable al sumarlos. Por tanto, es aconsejable evitar el abastecimiento excesivo de agua y otras bebidas. En las caravanas y las autocaravanas donde, por comodidad, gran parte de la despensa es "fija", se pueden utilizar diferentes compartimentos.

Compartimentos inferiores de la autocaravana:
en los compartimentos inferiores es importante guardar todos los materiales pesados, por ejemplo, los alimentos y los objetos contenidos en latas, cristal, plástico y metal. Dicha regla no es válida para los alimentos envasados en cajas de papel, cartón ni en bolsas de plástico como, por ejemplo, la pasta, las galletas, el azúcar, etc. Los compartimentos inferiores están en contacto con los cables y los tubos de carga y descarga que en caso de agrietarse, incluso mínimamente, pueden dejar pasar insectos y parásitos desde el exterior. Es importante evitar que los alimentos los atraigan con facilidad.

Compartimentos pensiles de la autocaravana:
en ellos se pueden conservar los alimentos contenidos en cajas de cartón, bolsas de nailon, envases ligeros y de uso frecuente. Al guardarlos, conviene bloquearlos entre sí para eliminar el espacio libre y evitar que durante los desplazamientos choquen, se derramen y se dañe el envase o el compartimento.

Estiba a bordo de la autocaravana:
estibar los alimentos en cajas de plástico apilables y con tapa permite optimizar el espacio, incluso cuando están vacías. De este modo podremos trasladar nuestra manera de organizar la casa directamente a bordo. Para evitar ruidos o daños, se recomienda no dejar espacios libres en los compartimentos. Las botellas y los tarros de cristal se deben colocar en la parte inferior y bloquear y orientar en el sentido de marcha, para que en caso de frenada brusca no se desplacen hacia atrás.

Ollas y cubiertos en la autocaravana
Aunque el número de ollas y cubiertos depende del número de viajeros, podemos establecer una dotación básica a bordo que deberá incluir:

• una olla mediana y una pequeña (por ejemplo, para salsas) con sus tapas;
• una olla a presión, perfecta para ahorrar tiempo, gas y esfuerzo. Para una familia de 4 personas, es suficiente una olla de 5 l con un peso de 1,8 kg aproximadamente;
• un cazo para calentar leche, té, etc.
• dos sartenes;
• un difusor de llama.

Es preferible utilizar ollas apilables y con asas desmontables. Las ollas de aluminio antiadherentes son más prácticas y ligeras que las de acero aunque son más delicadas, por ello se aconseja intercalar una hoja de papel suave entre ellas al apilarlas para evitar que se rayen.
Tampoco podemos olvidarnos del colador de plástico, la sopera de plástico, dos cucharas o paletas de madera o plástico y el cucharón. Un cuchillo de sierra para el pan y uno de hoja lisa para embutidos completan la dotación.
Por lo que se refiere a los cubiertos, un juego superligero para 4 personas pesa aproximadamente 350 g mientras que uno de acero inoxidable pesa 700 g o más.

Utensilios de cocina para autocaravanas
Para mover o apoyar las ollas y las sartenes calientes es prudente utilizar un par de agarradores y una tabla de cortar que, sobre todo si es de madera, podremos utilizar con varios fines. También necesitamos trapos de cocina, un abrelatas, un abrebotellas y un sacacorchos; lo ideal es elegir un utensilio que sirva para todas estas funciones. Aunque el encendedor es cómodo, a bordo es indispensable tener una caja de cerillas. Y naturalmente, para cocinar necesitaremos una bombona de gas; lo normal es utilizar una bombona de 10 kg pero en invierno podría ser insuficiente.
Es importante incluir una llave (n° 25) para desconectar el regulador de presión al cambiar la bombona y algunas juntas de reserva como medida de precaución. Visto que estamos hablando del fuego, debemos recordar que un buen extintor no es solo útil sino también indispensable. A condición, claro está, de que se garantice su eficiencia. Los más eficaces son los aerosoles; son muy ligeros, compactos y prácticamente no requieren mantenimiento.
El extintor se debe conservar en un espacio accesible, al alcance de la mano en todo momento. No guardarlo en un armario porque en caso de necesidad es vital intervenir rápidamente.
 
<asp:ContentPlaceHolder id="PlaceHolderPageTitle" runat="server"/>